ACEITES ESENCIALES Y TENDINITIS

    Hace ya casi un año sufrí un episodio de tendinitis. En la primavera de 2020, durante la formación Río Abierto, aprendí diversos tipos de masaje y claro, había que practicar lo aprendido. Así que pasé el verano ofreciendo masajes, con tanto éxito que sufrí una tendinitis en la base del dedo gordo de la mano derecha.
    Claro, lo primero fue una visita médica para tener un diagnóstico, que fue: tendinitis. Tratamiento: frío local, medicamento antiinflamatorio y reposo de la articulación.
    Como siempre, cuando ya tengo el diagnóstico y el tratamiento, me gusta complementarlo con mi medicina de la tierra. En esta ocasión, los aceites esenciales surgieron en mi cabeza como posible ayuda.

    Los aceites esenciales, si los habéis probado, sabréis que son muy potentes en su acción y también rápidos. Era lo que necesitaba: curar bien y en el menor tiempo posible.

    Así que busqué una mezcla de aceites para la tendinitis. En el libro “Guía práctica de Aromaterapia familiar y científica” de Dominique Baudoux. Mi libro de aromaterapia preferido… hasta el momento, por el abanico de soluciones que aporta con sólo 12 aceites esenciales y la efectividad de las sinergias propuestas, así como sus indicaciones y consejos.

    En este caso preparé:

    ¿CÓMO HACERLA?

    Muy sencillo, sólo necesitas una botella de cristal topacio o azul para preparar la mezcla de los distintos aceites, en las cantidades indicadas arriba.

    ¿CÓMO USARLA DE FORMA SEGURA Y EFICAZ?

    Aplica de 4 a 6 gotas en la zona a tratar, entre 5 y 6 veces al día, hasta que mejore. Máximo durante 10 días. En mi caso, a la semana dejo de dolerme.

    Debo decir que 3 veces por día aplicaba frío sobre la inflamación y que hice reposo (no tomé el ibuprofeno, en esta ocasión). Me sorprendió la mejora, sinceramente creía que tardaría más en recuperarse. Estuve unos días moviendo la mano (el dedo) para ver qué presión podía ejercer sin que los tendones se resintieran y aprendí a dar toques de masaje de forma distinta, para cuidar la zona y evitar una recaída.

    Indicada en tendinitis en general, codo de tenista o golfista, bursitis, epicondilitis, neuralgias diversas, ciática y roturas musculares.

    Esta mezcla puedes usarla también en el caso de estar embarazada. También está autorizada en niños, e incluso bebés, siempre mayores de 3 meses.

    Ten cuidado: el aceite vegetal de hipérico puede producir una fotoalergia si expones la zona de aplicación al sol. Abstente de tomar el sol durante el tratamiento o cubre con ropa (100%) la zona tratada.

    Los cuatro aceites esenciales son antiinflamatorios, pero el principal y más potente es el aceite de eucalipto azul, con su acción principal sobre articulaciones y estructuras adyacentes (tendones, músculos) y la siempreviva por su acción antihematoma y antidegenerativa articular . La menta calma el dolor (es antiálgica) y la albahaca acompaña con su acción antiespasmódica y también antiálgica. También es bien conocida la propiedad antiinflamatoria del aceite vegetal de hipérico, la base de la sinergia.

    Si la pruebas, ojalá te sorprendas como yo.

    Cuéntamelo a pie de post, compártelo para que otras personas puedan beneficiarse de tu experiencia.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *